Mejores películas basadas en comics

Mejores películas basadas en comics

Saltar del papel a la gran pantalla no es tarea fácil, pero para estos casos sí que lo parece.

El cine tiene infinidad de creaciones propias que brillan a todos y cada uno de los niveles, pero tampoco podemos negar el mérito de muchas cintas que son ni más ni menos que adaptaciones de historias ya contadas.

Pueden ser hechos reales, obras literarias o incluso cómics que todos hemos consumido alguna vez, pero cambiando medios y formato para llegar a la gran pantalla.

Vamos a detenernos en esto último, porque del papel y las viñetas han salido historias realmente impresionantes.

Algunas de las más legendarias obras del cine proceden de cómics que se convirtieron en puros objetos de adoración por parte de sus lectores, y que al final se han vuelto también dignos de adoración para los cinéfilos.

¿Cuáles son las mejores? En eso nos vamos a centrar. Vamos a hablar de las mejores películas basadas en cómics que han pasado por los cines en los últimos años, y te adelantamos que algunas de ellas ni te las imaginarías. Hay más inspiración en el tebeo de lo que muchos piensan, y aquí va a quedar bien claro.

La Máscara

La Máscara es una de las cintas que encumbró a Jim Carrey en el género del humor, y que también presentó a una Cameron Diaz que llegaría para quedarse, está basada, precisamente, en un cómic de Mike Richardson.

El chupatintas de Stanley Ipkiss tiene un trabajo mediocre y vive una vida mediocre, hasta que encuentra una máscara relacionada con la mitología nórdica que cambia su vida por completo.

Locura y desenfreno al más puro estilo cartoon para una película que tiene uno de los mejores momentos musicales del cine.

300

La frase “Hoy cenaremos en el infierno” no se escuchó por primera vez en la película dirigida por Zack Snyder y protagonizada por Gerard Butler.

Aunque no sabemos si también se recitó en la Batalla de las Termopilas original, lo que sí sabemos es que proviene del cómic escrito y dibujado por Frank Miller.

El mismo artista que dio vida a esta reinterpretación de la legendaria batalla griega supervisó el filme para garantizar la mayor fidelidad posible. Sangre, acción, guerreros hipermusculados y mucho slo-mo en una película totalmente “palomitera”.

Spider-Man: Homecoming

Pensar en cómics es pensar en superhéroes y, si pensamos en estos, debemos mirar tanto a Marvel como a nuestro buen amigo y vecino Spidey.

Spider-Man: Homecoming ha sido el salto más reciente del hombre arácnido al cine, al menos en carne y hueso, y lo ha hecho con una versión muy superior a todas las anteriores, incluso a la trilogía protagonizada por Tobey Maguire y dirigida por Sam Raimi.

Una buena conexión con el Universo Cinematográfico de Marvel que rivaliza directamente con la reciente y animada Spider-Man: Un nuevo universo.

Kingsman: Servicio Secreto

El cómic engendrado por Mark Millar y Dave Gibbons bebe de la estética inglesa y de los servicios de espionaje al más puro estilo Bond, aunque con más descaro y brutalidad, para crear todo un universo que saltó al cine de forma inevitable.

Kingsman: Servicio Secreto es la primera de dos películas que adapta este mundo al cine, con algunas escenas de acción realmente memorables. Ojo a la parte de la iglesia.

Vengadores: Infinity War

Tenemos que volver, inevitablemente, a los superhéroes para hablar de cine de cómics, como también volver a citar a Marvel. Vengadores: Infinity War es el clímax de 10 años de películas con personajes y mundos entrelazados hasta llegar a este estreno y a su secuela, Vengadores: Endgame.

Una cinta de más de dos horas que versiona las Guerras del Guantelete de los cómics de Marvel con un resultado espectacular por guion, por reparto y por efectos especiales.

Podemos sumar más nombres como Hellboy, la brutal trilogía de El Caballero Oscuro de Nolan, Sin City o incluso Camino a la perdición; pero estamos seguros de que este quinteto es de lo más reseñable en cuanto a adaptaciones se refiere.

Si buscas más, no dudes en repasar también estos nombres que te acabamos de dar, todos y cada uno de ellos valen muchísimo la pena y ha recibido algún que otro Oscar.

Lo último